Protector solar en pastillas: Todo lo que necesitas saber

En un mundo cada vez más consciente de la importancia de protegerse contra los efectos nocivos de la radiación solar, la innovación en fotoprotección ha dado un salto cualitativo con el surgimiento del protector solar en pastillas. 

Esta modalidad de protección nos ofrece una alternativa cómoda y eficaz para salvaguardar nuestra piel de las quemaduras solares, el envejecimiento prematuro, y más alarmante aún, el cáncer de piel. Además, al ser una opción oral, se presenta como una solución ideal para aquellas personas con piel sensible que puedan experimentar irritación con las cremas solares tradicionales.

A lo largo de este artículo, exploraremos en profundidad qué son las cápsulas de fotoprotección oral, sus beneficios, y cómo funcionan estas pastillas para proteger nuestra piel del sol. Abordaremos también cuándo y cómo tomarlas adecuadamente, los diferentes tipos disponibles en el mercado, y cómo elegir el mejor protector solar oral según el tipo de piel. Para aquellos que no renuncian a las cremas solares, se darán recomendaciones sobre cómo complementar ambas formas de protección para una seguridad óptima frente a la radiación solar. 

¿Qué son las cápsulas de protección solar oral?

Las cápsulas de protección solar, también conocidas como fotoprotectores orales, son complementos alimenticios que se elaboran a partir de ingredientes naturales como betacarotenos, diversas vitaminas y extractos vegetales. Estos componentes tienen la capacidad de fortalecer la defensa de la piel contra los daños causados por la radiación ultravioleta, infrarroja y la luz visible.

Componentes activos principales

  1. Betacarotenos y otros carotenoides: Presentes en frutas y verduras de colores vivos, estos compuestos ayudan a proteger la piel de las quemaduras solares y el envejecimiento prematuro.
  2. Vitaminas C y E: Conocidas por sus propiedades antioxidantes, estas vitaminas contribuyen a la protección contra el estrés oxidativo y el daño celular.
  3. Polypodium Leucotomos: Este extracto de helecho ofrece beneficios antiinflamatorios y antioxidantes, protegiendo la piel del daño solar.
  4. Extractos de plantas y algas: Estos ingredientes naturales aportan una capa adicional de defensa contra la radiación solar.
Protector solar en pastillas

Mecanismo de acción

Las cápsulas actúan desde el interior del cuerpo, neutralizando los radicales libres y reduciendo la inflamación causada por la exposición solar. Aunque estas cápsulas incrementan la resistencia de la piel al sol, es crucial entender que no reemplazan las cremas solares. La protección más efectiva se logra mediante la combinación de fotoprotección oral y tópica.

Recomendaciones de Uso

Generalmente, se recomienda tomar una o dos cápsulas diarias, comenzando al menos una hora antes de la exposición solar. Esto ayuda a preparar la piel para la exposición y maximiza la efectividad de los fotoprotectores orales.

Estos complementos son una herramienta valiosa contra el daño solar, especialmente para aquellos que buscan una protección integral y tienen piel sensible.

Beneficios de las cápsulas de protección solar oral

Protección contra radiación ultravioleta

Las cápsulas de protección solar oral son fundamentales para neutralizar los efectos de la radiación ultravioleta, que es conocida por causar enrojecimiento, inflamación de la piel, fotoenvejecimiento y daños directos en el ADN de las células cutáneas. Estos fotoprotectores orales actúan desde el interior, ofreciendo una barrera adicional contra la radiación infrarroja y la luz visible, que son factores contribuyentes en el fotoenvejecimiento cutáneo y la aparición de manchas.

Propiedades antioxidantes

El contenido de vitaminas y antioxidantes en las cápsulas contribuye significativamente a reducir la acción de los radicales libres, responsables del estrés oxidativo que afecta a la piel durante la exposición solar. 

Ingredientes como el Polypodium Leucotomos, luteína y licopeno no solo protegen contra el estrés oxidativo, sino que también promueven una piel más radiante y saludable, ayudando a reparar el daño celular pasado y a prevenir futuros daños.

Mejora del aspecto de la piel

Además de proteger contra la radiación y combatir los radicales libres, las cápsulas de fotoprotección oral favorecen la producción de colágeno y elastina. Este beneficio es crucial, y a que contribuye a la reducción de arrugas, líneas de expresión y pérdida de elasticidad. 

Al mejorar estos aspectos, las cápsulas ayudan a mantener una piel más firme, elástica y con un aspecto más joven. Además, se ha observado que el uso regular de estas cápsulas puede resultar en un bronceado más uniforme y duradero, lo que refleja no solo una piel protegida sino también estéticamente mejorada.

¿Cómo actúan las cápsulas de protección solar?

Las cápsulas de protección solar actúan a través de un mecanismo sofisticado que combina la neutralización de la radiación solar y la reparación del daño ya causado por la exposición solar. A continuación, se detallan los procesos clave involucrados:

Neutralización de la radiación solar

  1. Absorción de radiación ultravioleta: Los ingredientes activos de las cápsulas, como el extracto de Polypodium leucotomos y diversos antioxidantes, absorben y neutralizan la radiación ultravioleta, reduciendo significativamente el riesgo de enrojecimiento e inflamación de la piel, así como el daño directo en el ADN de las células cutáneas.
  2. Protección contra radiación infrarroja y luz visible: Además de la radiación UV, estas cápsulas también ofrecen protección contra la radiación infrarroja, que contribuye al fotoenvejecimiento, y la luz visible, que puede intensificar la aparición de manchas en la piel.

Prevención y reparación del daño solar

  1. Reducción del estrés oxidativo: Los antioxidantes como las vitaminas C y E, el licopeno y otros compuestos presentes en las cápsulas desactivan los radicales libres producidos por la exposición al sol, protegiendo así la integridad y la salud de las células de la piel.
  2. Reparación del ADN y modulación del sistema inmunológico: Componentes específicos de las cápsulas ayudan a fortalecer los mecanismos naturales de reparación del ADN de la piel y modulan la respuesta inmunológica, reduciendo la inflamación y aumentando la resistencia de la piel al daño solar.
  3. Estimulación de la producción de colágeno y elastina: Ingredientes como la vitamina C no solo combaten la oxidación celular, sino que también estimulan la formación de colágeno y elastina, proteínas esenciales para mantener la piel firme y elástica, previniendo así el envejecimiento prematuro.

Estos mecanismos de acción permiten que las cápsulas de protección solar ofrezcan una defensa integral contra los efectos nocivos del sol, complementando de manera efectiva la fotoprotección tópica con cremas y sprays.

Protector solar en pastillas

¿Cuándo y cómo tomar las cápsulas de fotoprotección oral?

Periodo de uso recomendado

Las cápsulas de fotoprotección oral son una herramienta valiosa para proteger la piel durante todo el año. Los profesionales de la salud recomiendan su uso diario como complemento a la protección tópica, independientemente de la estación. Es especialmente importante durante los meses de verano, de junio a septiembre, cuando la radiación solar es más intensa. Sin embargo, incluso en días nublados, las radiaciones ultravioleta pueden penetrar la piel, por lo que su uso continuado es esencial para mantener una protección eficaz.

Instrucciones de consumo

  1. Dosis general para adultos: Se recomienda ingerir una cápsula al día, preferiblemente por la mañana después del desayuno, acompañada de un vaso de agua. Esto asegura que el estómago lleno facilite la absorción de los nutrientes y maximice la eficacia de la cápsula.
  2. Dosis durante tratamientos específicos: En periodos donde se utilizan tratamientos despigmentantes tópicos, se pueden requerir dos cápsulas al día para aumentar la protección y eficacia del tratamiento contra la radiación solar.
  3. Niños de 4 a 10 años: Para los niños pequeños, se recomienda administrar un stick al día antes de la exposición solar. El contenido del stick puede disolverse directamente en la boca o mezclarse con agua o zumo de frutas para facilitar su ingestión.
  4. Niños mayores de 10 años: Se aconseja la ingesta de dos sticks al día antes de la exposición solar, siguiendo las mismas instrucciones de disolución que para los niños más pequeños.
  5. Uso durante todo el año: No es necesario realizar pausas en la toma de estas cápsulas; su consumo continuo contribuye a mantener la piel protegida y saludable permanentemente.

Siguiendo estas pautas, las cápsulas de fotoprotección oral ofrecen un complemento eficaz a las cremas solares, proporcionando una defensa integral contra los daños causados por la radiación solar.

Diferentes tipos de cápsulas de protección solar

Cápsulas con vitamina D

Las cápsulas enriquecidas con vitamina D son esenciales, especialmente para aquellos que no alcanzan los niveles adecuados de esta vitamina crucial para la salud. Estas cápsulas, además de proporcionar una barrera contra la radiación ultravioleta, ofrecen beneficios adicionales como el fortalecimiento del sistema óseo y la mejora del sistema inmunológico. Uno de los productos destacados en este segmento es SunISDIN, que combina vitamina D con antioxidantes y carotenoides, preparando la piel para largas horas de exposición solar y reforzando sus defensas naturales.

Cápsulas para prevenir manchas solares

Dedicadas a combatir y prevenir la aparición de manchas causadas por la exposición al sol, estas cápsulas contienen ingredientes como el licopeno, la vitamina E y el Polypodium leucotomos. Estos componentes tienen propiedades antioxidantes que ayudan a proteger la piel y mejorar su capacidad de resistir a la pigmentación y las quemaduras. Un ejemplo notable es Heliocare Ultra D, que además de prevenir manchas, ayuda a reparar el ADN de las células dañadas por el sol, ofreciendo una protección integral y mejorando la resistencia de la piel a futuros daños solares.

Cápsulas para deportistas

Especialmente formuladas para aquellos que practican deportes al aire libre y están expuestos a intensas condiciones solares, estas cápsulas están diseñadas para ofrecer una protección robusta y ayudar en el rendimiento deportivo. Productos como Heliocare 360 D Plus, una fórmula que no solo protege de los rayos UV sino que también mejora la resistencia muscular y reduce la fatiga gracias a ingredientes como el magnesio y el zinc. Complemento alimenticio indicado para aumentar la resistencia de la piel al sol, formulado con vitaminas D y E, y niacinamida. Previene las manchas y ayuda a evitar el fotoenvejecimiento.

Recomendaciones según el tipo de piel

Pieles sensibles o con enfermedades dermatológicas

Las personas con pieles sensibles, que sufren de condiciones como eczema o tienen una tendencia a las reacciones alérgicas, deben ser especialmente cautelosas con la exposición solar. Los protectores solares físicos, que actúan como una barrera en la superficie de la piel reflejando y dispersando la radiación ultravioleta, son generalmente más adecuados para estos individuos. Además, la incorporación de cápsulas de fotoprotección oral puede ofrecer una capa adicional de protección desde el interior, ayudando a minimizar la inflamación y el estrés oxidativo causados por el sol.

Piel sana con antecedentes de cáncer

Para aquellas personas con piel clara y un historial familiar de cáncer de piel, es crucial maximizar la protección solar. La genética juega un papel significativo en la susceptibilidad al cáncer de piel, por lo que adoptar un enfoque proactivo es esencial. Además de las medidas de protección tópica habituales, como el uso de cremas con alto factor de protección solar, las cápsulas de fotoprotección oral pueden proporcionar beneficios adicionales. Estas cápsulas contienen antioxidantes y otros ingredientes que ayudan a fortalecer las defensas de la piel contra la radiación solar y pueden ser especialmente útiles durante las horas de mayor intensidad solar o en días de prolongada exposición al aire libre.

Niños y su uso de cápsulas

La piel de los niños es particularmente vulnerable a los daños causados por el sol. No solo es más delgada y tiene menos melanina, sino que también está en desarrollo, lo que la hace más susceptible a los efectos nocivos de la radiación ultravioleta. Para los niños mayores de 4 años, el uso de fotoprotectores orales como Heliocare 360º Junior Oral Sticks puede ser un complemento las cremas solares. Estos productos están formulados específicamente para niños, ofreciendo protección desde la primera toma y ayudando a prevenir las quemaduras solares. Es crucial, sin embargo, no exceder la dosis diaria recomendada y asegurarse de que la protección tópica no se descuide, especialmente en áreas expuestas como el cuello, las orejas y los pies.

Complementar cápsulas con cremas solares

No sustitución de las cremas

A pesar de los beneficios significativos que ofrecen las cápsulas de protección solar, es fundamental entender que no se pueden sustituir completamente el uso de cremas solares. Las cápsulas actúan desde el interior, fortaleciendo las defensas de la piel contra la radiación ultravioleta, infrarroja y luz visible, pero la protección superficial que ofrecen las cremas es indispensable para bloquear físicamente los rayos del sol antes de que penetren la piel.

Multiplicación de la protección

La combinación de fotoprotección oral con cremas, sprays o lociones solares multiplica la efectividad de la protección solar. Esto se debe a que mientras las cápsulas fortalecen la resistencia interna de la piel, los protectores tópicos cubren áreas externas que podrían quedar expuestas. Especialmente en partes del cuerpo de difícil acceso como la nuca, las orejas o los antebrazos, donde una aplicación uniforme de crema puede ser complicada.

Reducción del daño solar

Integrar la fotoprotección oral en nuestro régimen de cuidado de la piel ayuda a prevenir de manera más eficaz los daños causados por el sol, como las quemaduras, las manchas solares y el envejecimiento prematuro. Las cápsulas proporcionan una capa de protección adicional al neutralizar los radicales libres y reducir la inflamación, complementando así la barrera física que ofrecen las cremas solares. Esto es particularmente importante después de períodos de baja exposición al sol, como después de la cuarentena, donde nuestra piel necesita adaptarse gradualmente a la exposición solar incrementada.

También podría interesarte:

FAQs

¿Cómo operan las cápsulas de protección solar?

Las cápsulas de protección solar ayudan a retrasar el enrojecimiento de la piel causado por la exposición solar y reducen los daños de los rayos que logran penetrar la piel, incluso cuando se utiliza protección solar tópica como sprays, lociones, cremas o mousse.

¿Qué aspectos son importantes al seleccionar un protector solar?

Al elegir un protector solar, es crucial verificar que el producto:
– Tenga un factor de protección solar (FPS) de 30 o más.
– Ofrezca protección de amplio espectro, es decir, contra los rayos UVA y UVB.
– Sea resistente al agua, proporcionando protección durante 40-80 minutos mientras los niños están en el agua.

¿Qué protector solar es altamente recomendado por los dermatólogos?

Los dermatólogos recomiendan frecuentemente el protector solar Anthelios Xl Flu 50 de La Roche-Posay.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Your email address will not be published.

Kit digital