La Fertilidad es cosa de dos

Los problemas de fertilidad es cada vez más común un 20% de las parejas encuentran impedimentos para quedarse emabarzados. Descubre los motivos y sus posibles tratamientos.

Los problemas de fertilidad son afecciones asociadas al sistema reproductivo de ambos sexos. Se basan en el impedimento para conseguir un embarazo tras un año, o más, manteniendo relaciones sexuales, de forma relativamente habitual, y sin métodos anticonceptivos.

A pesar de que pueda parecer algo poco habitual, la realidad es que los problemas de fertilidad son más frecuentes de lo que nos podemos imaginar. No en vano, existen estudios que apuntan a que hasta un 15% de las parejas no logran concebir un bebé después de un año de relaciones sin protección.

Se trata de un problema común en todo el planeta. Por poner un ejemplo, se conoce que 1 de cada 7 parejas en Reino Unido sufre algún tipo de dificultad asociada a la infertilidad. Este dato se acrecienta en nuestro país. En España, son hasta un 20% las parejas que encuentran inconvenientes para concebir un hijo.

Estos datos son únicamente una pincelada al respecto. Como ves, es un problema común, que no sólo afecta de forma sexual a la pareja, sino a su proyecto vital, y que afecta a hombres y mujeres por igual (30% para ambos sexos). Conozcamos sus causas.

¿Cuáles son las causas de la infertilidad masculina?

Existen diversos factores que determinan la fertilidad masculina, siendo los más frecuentes:

  • La práctica de actividades deportivas de manera prolongada e intensa, así como el ejercicio de actividades físicas que requieran de gran esfuerzo o de manera desmesurada pueden afectar negativamente a la calidad y cantidad de esperma. Por tanto, estos factores perjudican la fertilidad del individuo.
  • La exposición a determinados factores ambientales agresivos, como la contaminación en áreas urbanas e industriales o a elementos radiactivos, ocasionan una disminución en la producción de los espermatozoides y su calidad.
  • Llevar un estilo de vida poco saludable basado en una mala alimentación, falta de ejercicio regular, o el consumo de alcohol, tabaco y drogas son algunos factores que perjudican la fertilidad masculina.
  • La propia edad pasa factura a la calidad y cantidad del esperma. Se sabe que, a partir de los 45 años, disminuye la edad fértil del hombre.
  • Uso de ropa interior ajustada y otras fuentes de calor excesivo en los testículos, que perjudican a la producción de los espermatozoides.

¿Qué factores afectan a la fertilidad de las mujeres?

Existen varias causas asociadas a los problemas de fertilidad femenina. Entre las más comunes, están:

  • Problemas hormonales: Se trata de alteraciones en el equilibrio hormonal del organismo de la mujer que afectan a su ovulación y, por tanto, a su capacidad para concebir. Entre los más frecuentes están el síndrome del ovario poliquístico, el hipotiroidismo o hipertiroidismo.
  • Problemas en las trompas de Falopio: Lesiones u obstrucciones en las trompas de Falopio que pueden obstaculizar el acceso del óvulo al útero.
  • Trastornos que afectan a los órganos reproductores de la mujer, como el caso de la endometriosis, los miomas o los pólipos uterinos.
  • La calidad del óvulo: Con la edad, la calidad de los óvulos disminuye. Este factor ocasiona posibles dificultades para la fertilización y un correcto desarrollo embrionario.
  • El estilo de vida, que es fundamental. El consumo de alcohol y drogas, así como unos niveles altos de estrés, perjudican de manera notable la fertilidad.

La edad de gestación y su relación con la infertilidad

El retraso de la edad de gestación puede relacionarse con la disminución de la calidad de los espermatozoides y óvulos. Y es que, con la edad, la integridad genética y la funcionalidad reproductiva de las células sexuales se va atenuando. 

En el caso de las mujeres, a medida que va aumentando la edad de gestación, especialmente a partir de los 35 años, la calidad de sus óvulos comienza a disminuir. Esto puede dar lugar a la aparición de dificultades en el embarazo y a que, en algunos casos, puedan aparecer alteraciones como anomalías cromosómicas en el feto.   

Pero la edad también afecta a la calidad de los espermatozoides. En el caso de los hombres, sus células sexuales reproductivas pueden perder movilidad con el paso del tiempo. Este factor puede desencadenar problemas de fertilidad durante la concepción.

Alternativas para los problemas de fertilidad

Existen algunas alternativas disponibles para abordar los problemas de fertilidad en hombres y mujeres. Algunos de los tratamientos o soluciones que se ofrecen para estas afecciones, son la fertilización in vitro, donación de espermatozoides u óvulos, inseminación artificial o adopción.

  • Fertilización in vitro: Consiste en un tratamiento de fecundación asistida que se lleva a cabo en laboratorios. Se basa en la combinación de óvulos y espermatozoides para formar embriones. Estos se transfieren posteriormente al útero femenino, generando el embarazo. Durante este proceso, es posible congelar embriones. Esto facilita a los futuros padres el procedimiento en caso de no haber conseguido la gestación en el primer intento, ya que la FIV no garantiza el éxito de esta. Entre los factores que determinan el mismo están la edad de la mujer o las causas de la infertilidad.
  • Donación de espermatozoides y óvulos: este procedimiento implica la donación de células sexuales por parte de un hombre o una mujer. Su finalidad es ser empleadas en técnicas como la FIV o la ICSI. Las personas donantes pueden contribuir a ayudar a personas o parejas que tengan problemas de fertilidad para concebir.
  • Inseminación artificial: Este procedimiento de reproducción asistida consiste en la colocación del esperma en el útero femenino durante el periodo de ovulación, contribuyendo a aumentar sus posibilidades de fertilizar un óvulo. En este procedimiento se selecciona en laboratorios el semen, convenientemente preparado, para escoger aquellos espermatozoides de mayor calidad. Este semen puede corresponder tanto al de su pareja como al de un donante. Este procedimiento suele ser más sencillo de realizar que otras técnicas, aunque sus niveles de éxito son relativos. Existen también algunos efectos secundarios relacionados con esta técnica. Es el caso de sensibilidad en los senos, molestias en el abdomen, manchado vaginal o las frecuentes alteraciones en el estado de ánimo.

Es conveniente recordar que algunos de estos procedimientos pueden producir algunos efectos secundarios en el organismo, como cambios hormonales

No debe olvidarse que algunos tratamientos de fertilidad pueden implicar la utilización de medicamentos que estimulen la ovulación en mujeres, lo que puede desencadenar en algunas afecciones como el síndrome de hiperestimulación ovárica y también posibles alteraciones emocionales. En el caso masculino, la extracción de espermatozoides conlleva en algunos casos intervenciones quirúrgicas que pueden ocasionar hematomas e incluso posibles infecciones.

Preparación para las técnicas de reproducción asistida

En los procedimientos y técnicas para la reproducción asistida que se realizan sobre parejas con problemas para concebir, se utilizan productos específicos cuya finalidad es preparar el organismo de ambos individuos para garantizar su bienestar y el éxito del proceso.

En su composición, estos productos incluyen algunos medicamentos y tratamientos hormonales. Su objetivo es, por ejemplo, estimular la ovulación femenina. En el caso de los hombres, estos productos pueden buscar un perfeccionamiento de la calidad de los espermatozoides. En todo caso, estos productos contribuyen a un mismo objetivo común, que no es otro que incrementar las posibilidades de éxito en el procedimiento de reproducción asistida.

Veamos algunos de ellos:

  • FertyBiotic: Este producto es un complemento alimenticio dirigido a las mujeres. Está indicado para favorecer la acción reproductiva, así como al logro de unos resultados satisfactorios en algunas técnicas de fertilización. Gracias a su contenido en Mio-inositol, Caronositol y otros nutrientes, FertyBiotic es un suplemento capaz de perfeccionar la calidad de los óvulos. De este modo, su adecuada administración puede contribuir positivamente en la fertilidad de la mujer.
  • Seidibion: Se trata de un complemento alimenticio indicado para lograr que la mujer obtenga todos los nutrientes fundamentales en su organismo mediante su consumo. Esa suplementación en su dieta es especialmente relevante a lo largo del proceso reproductivo, tanto previamente a la concepción como durante la gestación y la lactancia. Es un producto que, gracias a su composición rica en vitaminas y otros elementos esenciales, facilita y contribuye a la fertilidad.
  • Seidivid: Otro suplemento alimenticio indicado para mejorar la fertilidad de la mujer. En este caso, cubre las necesidades nutricionales de esta, para contribuir positivamente en la calidad de sus ovocitos, gracias a su composición rica en antioxidantes. Su administración, bajo recomendación profesional, es indicada para perfeccionar la capacidad reproductiva de la mujer y, por tanto, para aquellas personas o parejas con problemas de fertilidad.
  • Seidiferty: Una vez más, estamos ante otro complemento para la dieta, en este caso dirigido a hombres con problemas de fertilidad. Su consumo está especialmente indicado para contribuir al perfeccionamiento de la morfología y cantidad de los espermatozoides, además de su movilidad. Mediante este suplemento alimenticio, los hombres infértiles pueden experimentar mejoras en la calidad y funcionalidad de sus células sexuales y, por tanto, en la efectividad de su capacidad reproductiva.

Como has podido observar, los problemas de fertilidad no son casos aislados y sin solución. Son muchas las personas y parejas que, debido a sus dificultades para concebir naturalmente, se ponen en manos de profesionales, acudiendo a técnicas asistidas y preparando su cuerpo mediante complementos naturales. En Farmacia Martel te ayudamos durante este proceso, facilitándote algunos suplementos indicados para perfeccionar y mejorar tu capacidad reproductiva. 

Kit digital